18Tecnología y ciencia en el aulaPareciera ser que tomar conciencia de lo que nos falta en educación no nos deja ver el camino ya recorrido y nos deja la sensación de que hay que partir de cero.Esto provoca en cada uno de nosotros, que estamos trabajando por la educación de nuestro país, un gran desconcierto y no saber por dónde empezar, ni qué hacer.Creo, sin embargo, que vamos bien encaminados, ya comenzamos a trabajar, al menos sabemos qué nos falta y a dónde queremos llegar, y como educadores deberíamos saber que esto será un proceso.Pertenezco a un grupo de profesores que partió hace más de 10 años con un proyecto único, revolucionario, que hablaba de calidad y de igualdad cuando la SEP no existía.Que integra las TICs al aprendizaje, cuando no se hablaba de computadores, ni de banda ancha, cuando la inclusión no era tema, cuando nivelar los cursos recuperando contenidos era imposible.Y nos es muy gratificante ver que todo esto hoy forma parte de los anhelos de todos por mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos, dando una mirada a las oportunidades que merecen los niños de hoy para que en un futuro se hagan cargo de nuestro país.Bienvenidos todos, los que durante estos años se la han jugado por los pequeños grandes cambios, que han aportado silenciosamente con su visión, compromiso e innovación para que hoy en conjunto logremos mejorar nuestro sistema educativo.Encuesta y desarrolloA partir de los últimos resultados de la encuesta CEP se podría inferir que un porcentaje importante de las personas encuestadas quiere alejarse del mentado 'umbral del desarrollo'.Si dicha muestra representa lo que realmente piensa el total de los chilenos, entonces habría que preocuparse. Independientemente de lo mañosa de las preguntas para algunos ítems evaluados (educación por ejemplo), me queda la sensación que definitivamente nos comportamos solamente como consumidores.Como entes que han aprendido a sobrevivir en un ambiente donde la oferta y la demanda de bienes materiales y servicios, donde los posibles beneficios particulares que se puedan obtener en una transacción de cualquier índole determinan mi grado de solidaridad y empatía con el otro.Los factores que rigen en este tipo de ambientes condicionan la manera de funcionar que tienen instituciones privadas o estatales, así como muchos de los personajes de la política que tendenciosamente sacan a colación esta encuesta (salvo escasas excepciones) y que explican gran parte de las respuestas obtenidas a través de ella: desinterés casi total de lo que plantee la clase política, altos grados de confianza de instituciones que resguardan la propiedad privada, desconfianza básica de procesos colectivos en que participen trabajadores o disposición a mantener el statu quo en materia educacional.Así las cosas, si los resultados de esta encuesta son más o menos ciertos y lo que predomina en nuestra esencia como seres humanos que habitan esta franja de tierra entre cordillera y mar, es nuestra dimensión de consumidores que nacen, se desarrollan y mueren en un ecosistema-neoliberal in extremis.El desafío, creo yo, es a desmantelar a ese consumidor salvaje que llevamos dentro, a impedir que esa dimensión que padecen las actuales generaciones se enquiste en el interior de esos miles de niños que se están mal educando a través nuestro y nuestras familias.Ojalá los resultados de esta encuesta tengan un margen de error significativo al extrapolarlos hacia el total de nuestra sociedad. Lo digo por el bien de todos.La transeducaciónLa opinión de la señorita Josefina Mendoza, respecto a que la reforma educacional debiera tener un artículo único que diga: 'los estudiantes están obligados a estudiar', me hace reflexionar acerca de que si en verdad los estudiantes no estudian y yo creo que sí estudian; sólo que los adultos no les hemos podido explicar para qué estudiar y qué estudiar.Si bien la reforma educacional es una transformación y adecuación de los sistemas educativos a las cambiantes condiciones de la sociedad; nos ha costado llegar a puerto y es porque vamos atrasados respecto a la evolución de los tiempos.Por ejemplo las escuelas tienen muchos elementos que impiden o restringen que los niños aprendan y es por ello que ya tenemos un grupo significativo de padres que prefieren la educación sin escuela, lo que nos lleva a un nuevo paradigma educativo.Un verdadero maestro debe tener un constante auto aprendizaje, dado que las tareas de la educación son complejas, no hay educación perfecta, hay tantas educaciones como experiencias existan. Pág. 9

Tecnología y ciencia en el aulaPareciera ser que tomar conciencia de lo que nos falta en educación no nos deja ver el camino ya recorrido y nos deja la sensación de que hay que partir de cero.Esto provoca en cada uno de nosotros, que estamos trabajando por la educación de nuestro país, un gran desconcierto y no saber por dónde empezar, ni qué hacer.Creo, sin embargo, que vamos bien encaminados, ya comenzamos a trabajar, al menos sabemos qué nos falta y a dónde queremos llegar, y como educadores deberíamos saber que esto será un proceso.Pertenezco a un grupo de profesores que partió hace más de 10 años con un proyecto único, revolucionario, que hablaba de calidad y de igualdad cuando la SEP no existía.Que integra las TICs al aprendizaje, cuando no se hablaba de computadores, ni de banda ancha, cuando la inclusión no era tema, cuando nivelar los cursos recuperando contenidos era imposible.Y nos es muy gratificante ver que todo esto hoy forma parte de los anhelos de todos por mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos, dando una mirada a las oportunidades que merecen los niños de hoy para que en un futuro se hagan cargo de nuestro país.Bienvenidos todos, los que durante estos años se la han jugado por los pequeños grandes cambios, que han aportado silenciosamente con su visión, compromiso e innovación para que hoy en conjunto logremos mejorar nuestro sistema educativo.Encuesta y desarrolloA partir de los últimos resultados de la encuesta CEP se podría inferir que un porcentaje importante de las personas encuestadas quiere alejarse del mentado 'umbral del desarrollo'.Si dicha muestra representa lo que realmente piensa el total de los chilenos, entonces habría que preocuparse. Independientemente de lo mañosa de las preguntas para algunos ítems evaluados (educación por ejemplo), me queda la sensación que definitivamente nos comportamos solamente como consumidores.Como entes que han aprendido a sobrevivir en un ambiente donde la oferta y la demanda de bienes materiales y servicios, donde los posibles beneficios particulares que se puedan obtener en una transacción de cualquier índole determinan mi grado de solidaridad y empatía con el otro.Los factores que rigen en este tipo de ambientes condicionan la manera de funcionar que tienen instituciones privadas o estatales, así como muchos de los personajes de la política que tendenciosamente sacan a colación esta encuesta (salvo escasas excepciones) y que explican gran parte de las respuestas obtenidas a través de ella: desinterés casi total de lo que plantee la clase política, altos grados de confianza de instituciones que resguardan la propiedad privada, desconfianza básica de procesos colectivos en que participen trabajadores o disposición a mantener el statu quo en materia educacional.Así las cosas, si los resultados de esta encuesta son más o menos ciertos y lo que predomina en nuestra esencia como seres humanos que habitan esta franja de tierra entre cordillera y mar, es nuestra dimensión de consumidores que nacen, se desarrollan y mueren en un ecosistema-neoliberal in extremis.El desafío, creo yo, es a desmantelar a ese consumidor salvaje que llevamos dentro, a impedir que esa dimensión que padecen las actuales generaciones se enquiste en el interior de esos miles de niños que se están mal educando a través nuestro y nuestras familias.Ojalá los resultados de esta encuesta tengan un margen de error significativo al extrapolarlos hacia el total de nuestra sociedad. Lo digo por el bien de todos.La transeducaciónLa opinión de la señorita Josefina Mendoza, respecto a que la reforma educacional debiera tener un artículo único que diga: 'los estudiantes están obligados a estudiar', me hace reflexionar acerca de que si en verdad los estudiantes no estudian y yo creo que sí estudian; sólo que los adultos no les hemos podido explicar para qué estudiar y qué estudiar.Si bien la reforma educacional es una transformación y adecuación de los sistemas educativos a las cambiantes condiciones de la sociedad; nos ha costado llegar a puerto y es porque vamos atrasados respecto a la evolución de los tiempos.Por ejemplo las escuelas tienen muchos elementos que impiden o restringen que los niños aprendan y es por ello que ya tenemos un grupo significativo de padres que prefieren la educación sin escuela, lo que nos lleva a un nuevo paradigma educativo.Un verdadero maestro debe tener un constante auto aprendizaje, dado que las tareas de la educación son complejas, no hay educación perfecta, hay tantas educaciones como experiencias existan.

1
28
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27